Tertulia abierta

tertulia abierta

Surgió como una fuente,  agua prisionera que aflora por las heridas del suelo. Ateneístas -buscadores de contrastes que en las Sirenas coinciden sin citarse- chorros de la fuente del Arzobispo que llenaban los cántaros de los aguadores, hablan y hablan, refrescan la tarde noche de la Alameda. Surge la tertulia, hablar sin cita previa, sin número de orden, hablar para escuchar, gotas de los caños salpicando los pies desnudos, tertulia abierta.

Atrás quedan los hilos de agua de la fuente de la Alameda –convertidos ya en arroyo que quiere ser rio- y la Tertulia, almadia de pensamientos Abiertos,  navega…

Tertulia Abierta como concepto,  resulta una de la más abarcadoras manifestaciones de sociabilidad informal. Pretendemos incrementar nuestras relaciones a través del dialogo, dialogo que estará basado en una relación de igualdad y asumiendo que todos tenemos conocimientos que aportar, reconociendo así la inteligencia cultural  de todas las personas, más allá del  aprendido.

No pretendemos deslumbrar ni que nos deslumbren, solo compartir historias invisibles y para ello contaremos a veces con seres invisibles de carne y hueso, que parece que no queremos ver pero que están ahí.

Nos reuniremos dos martes de cada mes de semanas alternas, fijando en el segundo, los días del siguiente.